Cómo hacer un plan de negocios efectivo y aplicar un disaster recovery plan

Home » Blog » Cómo hacer un plan de negocios efectivo y aplicar un disaster recovery plan

En el mundo de negocios es bastante común que se lleven a cabo planes de desarrollo de proyectos. De hecho, es un primer paso a seguir bastante lógico. Ni siquiera es exclusivo del mundo de los negocios, sino que se popularizó gracias a emprendedores, coaches y directores famosos. En esta ocasión traemos para ti algunas sugerencias para que prepares un plan de negocios efectivo y apliques un Disaster Recovery Plan, como extra.

Un plan de negocios es por lo regular, bastante extenso. Estamos resumiendo y priorizando la información para que tengas un panorama amplio y puedas detallar más en cada tema por tu cuenta. De hecho, si requieres temas relacionados, puedes encontrar alguno en nuestro blog: tenemos varios textos sobre los centros de datos, gestión móvil en infraestructuras de centros de cómputos y administración de la información en general, que también te pueden servir en el desarrollo de tus proyectos.

Objetivos claros, específicos, y realistas. Probablemente ya lo has escuchado. En muchos proyectos, no sólo en los de negocios, es imperativo que para iniciar, se establezca como base un punto al cual llegar (y tomando en cuenta el punto inicial). El punto al cual llegar es claramente el objetivo u objetivos a alcanzar. Éstos deben ser en extremo detallados, para garantizar que se pueda alcanzar. Entre más claro lo tengas, mejor. Por ejemplo, aumentar en un 100% las ventas del producto X, para el tercer trimestre del año.

O bien, alguna meta general como la siguiente: bajar 10 kilogramos para el 6 de octubre del presente año. Debes saber que es posible obtener tu recompensa. Si lo ves demasiado difícil (casi al borde de imposible), no te establezcas esa meta. Por otro lado, la manera en que caminarás hacia esa línea la obtendrás analizando los siguientes puntos que expondremos a continuación.

Administración de recursos. Piensa con detenimiento en todo aquello material y no material que en realidad necesites para obtener tu tan deseado objetivo. Prácticamente esa es la definición de recurso. Puede ser recurso humano, financiero, material, de ideas, de tiempo o de esfuerzo. No te limites y escribe cualquier cosa, por mínima que sea, que pueda ayudarte a alcanzar tu meta, o que pueda potenciar los resultados. Puedes dividir tus recursos como los hemos comentado, para llevar una mejor administración de ellos. Si no cuentas con todos, plantea acciones que puedan ayudarte a conseguirlos o bien, opciones para reemplazarlos.

Marketing. Aunque en realidad el marketing podría entrar en la clasificación de recursos también, lo ponemos en un apartado porque es pieza fundamental en un plan de negocios.

¿Conoces el marketing? Es el conjunto de estrategias que tienen por razón de ser, las ventas. Así que, si estamos hablando de un negocio, del desarrollo de una planeación de negocio, por inercia, el marketing entra en juego. Digamos que es la herramienta (entre los recursos) que no puede faltar.

Para que el marketing sea altamente efectivo debes realizar un plan estratégico, llamado o conocido comúnmente, campaña. En una campaña de ventas se establecen todas las acciones necesarias para vender. En una campaña enfocada a otras necesidades se establecen acciones diferentes, por ejemplo, de promoción (hacer saber a los posibles clientes que existe el producto), de comunicación (el único objetivo es dar a conocer un mensaje, informar), de concientización (dar a conocer un mensaje que provoque reacciones de cambio), etc.

ROI. El Return On Investment, o bien, el retorno de inversión, es una parte importantísima de cualquier plan de negocios. Hemos ya dicho que se trata específicamente de obtención de dinero por parte de ventas. Pues para poder tener más claro y preciso el regreso de la inversión (no sólo del efectivo sino de también de los recursos de tiempo y energía), es necesario realizar cálculos sencillos pero altamente definidos con el ROI. Es una manera de analizar el rendimiento de todos estos recursos implicados.

El cálculo es el siguiente: resta de los ingresos, tu inversión. De este resultado, divide entre la inversión nuevamente y el siguiente resultado, multiplícalo por cien, para obtener un porcentaje de retorno de inversión. Bastante sencillo ¿no crees? A través de este cálculo podrás saber si te conviene la actual estrategia de ventas y de administración de recursos. De otro modo, puedes ajustar tus decisiones para obtener más porcentaje de retorno.

Disaster Recovery Plan. Esta parte es un extra del plan de negocios, pero podemos asegurarte que puede llegar a hacer la diferencia.

Debido a que el plan de negocios se anticipa a eventualidades, anexar un Disaster Recovery Plan puede ser de gran ayuda, sino es que de gran ventaja ante competidores. ¿En qué consiste? En un sistema de recuperación de información en caso de que se presente alguna eventualidad natural o tecnológica. ¿por qué es tan importante? Porque a este punto, ya has avanzado muchísimo. Quizás ya hasta estés aplicando ciertas medidas del plan, quizás ya estés obteniendo resultados. ¡Imagina qué sucedería si perdieras todos tus datos!

El Disaster Recovery Plan es muy utilizado en empresas de ingeniería, por ejemplo, que contienen bases de datos inmensas. Sin embargo, a las empresas en general les es de alta utilidad también. Un plan contingente de salvación con sensores de todo tipo (temperatura, humedad, flujo de aire, etcétera) como los que nosotros ofrecemos te permite anticiparte a pérdidas de dinero, de proyecciones.

Pide informes sin ningún compromiso. Queremos apoyarte en alcanzar tus más difíciles proyectos y objetivos.

Posted on