Las tendencias para centro de datos durante el 2016

Home » Blog » Las tendencias para centro de datos durante el 2016

Conocemos perfectamente la importancia que tiene en la actualidad un centro de datos para cualquier organización, pues las diferentes tecnologías de la información o servicios TI son muy importantes para el funcionamiento adecuado del sistema general y son un elemento fundamental para la infraestructura tecnológica de cualquier empresa, principalmente porque la información se ha convertido en un activo de gran valor y su adecuado control y manejo puede ser determinante para el desarrollo, crecimiento y éxito de cualquier entidad.

Pero para tener la capacidad adecuada para controlar, administrar y manipular de manera inteligente y adecuada un data center, su información y los picos de utilización que maneja, sin incurrir en gastos considerables e incluso reciclando recursos para que la inversión sea rentable es necesario llevar a cabo algunas medidas.

Y a este respecto, es menester decir que nuestra área, el sector tecnológico, no deja de crecer, innovar y sorprender al mundo con grandes avances, nuevas implementaciones y tecnologías avanzadas que favorecen su uso y representan grandes ventajas y beneficios para los usuarios. Y en lo que a los data centers se refiere, hay algunas tendencias actuales que se presentaron este año y que han probado ser altamente funcionales para las empresas y sus actividades.

Las soluciones en TI son parte importante de la infraestructura tecnológica de cualquier organización y por ello es importante mantener el sistema actualizado y probar algunas de las tendencias modernas que se manejan en la actualidad, razón por la que en TKmE presentamos algunas de las más sobresalientes este 2016.

Complejidad en la nube. Los servicios que ofrece la nube son cada vez más complejos, la evolución de este tipo de servicios es constante y muy rápida y con ella también avanzan y evolucionan los sistemas empresariales, incluido el centro de datos. La nube es utilizada de manera común para dar mayor agilidad a diferentes procesos, sobre todo cuando se requiere compartir o tener acceso a datos e información de manera continua, pues mediante el uso de esta herramienta los procedimientos son más sencillos, rápidos y se pueden utilizar desde cualquier lugar.

Pero la verdadera tendencia en este aspecto se encuentra en el hecho de utilizar entornos y sistemas híbridos, es decir, se utilizan los servicios de la nube en conjunto con las instalaciones físicas para realizar diferentes tareas de manera más ágil, rápida y efectiva. De esta manera se pueden eliminar los servidores u ordenadores cuya capacidad y función es limitada, conservando los verdaderamente funcionales y aprovechando los servicios de la nube para contar con mayor capacidad de almacenamiento y funciones, aunque esto implica un trabajo de mayor complejidad.

Arquitectura. Sabemos que un data center no está compuesto únicamente por elementos tecnológicos, pues la arquitectura, el espacio que contiene los ordenadores y servidores que componen este elemento es de suma importancia para su correcto funcionamiento.

Y precisamente, una de las tendencias modernas es que la arquitectura se ha puesto por encima de los avances tecnológicos, principalmente con el objetivo de crear un espacio personalizado, que satisfaga las necesidades específicas de la organización, adaptado al entorno y el mercado y que ofrezca beneficios a largo plazo, disponibilidad, eficiencia y ahorro.

Lenguaje común. Una de las constantes en el centro de datos y sus sistemas es el uso de diferentes lenguajes y protocolos para su operación, manejo y programación, sin embargo, la tendencia actual conmina a los expertos a tener una gestión integral que implica el uso de un único lenguaje común que facilite la gestión de estas herramientas y permita contar con mejores niveles de control, visibilidad y automatización.

Paradigmas a hiperescala. Empresas conocidas como Google, Facebook y Amazon han trabajado los últimos años para diseñar y construir sus propias tecnologías y data centers, lo cual no ha pasado desapercibido para otras empresas, quienes han optado por su adquisición, principalmente debido a las ventajas que estos nuevos servicios ofrecen en cuanto a flexibilidad y eficiencia se refiere.

Adicional a esto, también se obtienen beneficios como uso eficiente de la energía, almacenamiento de conexión directa y mayor uso de las tecnologías de código abierto, lo que se traduce como un futuro en el que la infraestructura tecnológica a hiperescala hará desaparecer a la infraestructura tradicional de las empresas actuales. Responsabilidad social. El cuidado del medio ambiente y el desarrollo sostenible se han convertido en una de las tendencias en todos los ámbitos, en todo el mundo y las soluciones en TI no son la excepción.

Por ello, el centro de datos de muchas empresas en la actualidad está diseñado y construido con técnicas, implementaciones y medidas que buscan sustentabilidad, eficiencia energética e incluso utilizar formas alternativas de energía para su funcionamiento, manteniendo el máximo nivel de efectividad y funcionalidad.

Almacenamiento Flash. El mundo empresarial requiere resultados cada vez más rápidos y eficientes, por ello se requieren sistemas, servidores y ordenadores con la capacidad para responder en no más de un par de segundos. La tecnología Flash Caché es precisamente una de las herramientas que han surgido para satisfacer esta necesidad moderna, facilitando el acceso a la información y, como consecuencia, su uso se ha convertido también en una tendencia actual.

Microservidores. Servidores con una alta eficiencia energética, alta densidad y un diseño muy particular que permite el ahorro de espacio han convertido a estos dispositivos en una línea de productos para soluciones en TI sumamente atractiva para los empresarios, al grado que ya son muchas las organizaciones que han introducido estos microservidores a su infraestructura tecnológica.

Proximidad. Aunque se sabe que los grandes data centers seguirán siendo la constante en el mercado, también se tiene muy presente que es necesario contar con instalaciones próximas y de menor tamaño que se utilizan como respaldo del sistema principal, pues de esta manera se puede tener una mejor estructura, se ahorra energía, se tienen aplicaciones secundarias, pero funcionales y se tiene un mejor control de la información.

La industria de las tecnologías de la información está en constante evolución, prácticamente a diario se encuentran nuevas herramientas, más eficientes que las anteriores o con funciones novedosas, pero también hay tendencias que tienden a permanecer

Sistema de monitoreo. Una gran cantidad de empresas cuenta con algún sistema de administración de equipos, pero muy pocos monitorean la infraestructura del data center. El referirnos a este tipo de monitoreo es considerar temperatura en servidores, humedad en el sitio, monitoreo de energía eléctrica, detección de líquido. Todo esto a través de una interfaz que brinde la visibilidad adecuada alertando cualquier anomalía que pudiera ocurrir. Por supuesto, estas acciones se han convertido en tendencia gracias a los grandes beneficios que aportan, a su gran funcionalidad y a su potencial para continuar con la disponibilidad de las operaciones de las empresas.

Para un sistema de monitoreo de infraestructura del centro de datos podemos presumir que somos los mejores profesionales y expertos en el tema, pregunta por las soluciones que tenemos para cada tipo de empresa u organización. TKmE,

Posted on